Evento 15 Aniversario
Lugar :: Ciudad de México, México
Año :: 2009
Area :: Cultura
Producto :: Video Instalación
Cliente :: SHCP
Este museo remonta su historia a 1530 cuando fray Juan de Zumárraga adquiere dos casas erigidas por los conquistadores Andrés Núñez y Martín López sobre las ruinas de la pirámide de Tezcatlipoca, dios mexica del inframundo y protector de los guerreros. Ahí se estableció el Obispado de México, segundo en la Nueva España. El edificio se amplió con el paso de los años y tuvo diversas funciones, como por ejemplo, ser sede de la diócesis. En el año 1629, al igual que numerosas edificaciones, queda sepultada bajo el lodo después de una magna inundación. Hubo que reconstruirlo sobre el primer piso, obra que le otorgó una nueva vista conservada hasta la actualidad. En 1861, en el marco de las leyes de la Reforma, este edificio se integró al patrimonio de la nación. Desde entonces, el recinto acogió diferentes oficinas gubernamentales y en 1961 un decreto presidencial lo asignó, para su preservación y resguardo, a la SHCP. El inmueble fue restaurado por causa de los sismos de 1985 ocurridos en la ciudad de México. Desde 1994 se inauguró como museo de la SHCP para albergar y exhibir las colecciones “Pago en especie” y “Acervo patrimonial”. A principios de 2009 se iniciaron nuevos trabajos de remodelación y de modernización del museo
siete|media fue comisionado para concebir y ejecutar la ceremonia de reinauguración del museo. Nuestra propuesta fue hacer una develación de la nueva cara del museo a través de la interesante historia detrás de este edificio. Para ello, creamos un sistema de proyección en los cuatro lados del patio central del edificio. Cada cara de dicha proyección medía 18 metros de largo por 15 metros de alto. Esto quiere decir que la proyección lineal medía un total de 72 metros de largo.
Junto con el personal del museo desarrollamos un storyboard que relató cada etapa histórica del museo. El resultado fue un video animado de 6 minutos de duración. La parte final del video proyectaba las líneas arquitectónicas del edificio que, vistas sobre telas, coincidían con las reales. Las grandes telas caían sincronizadamente en 4 segundos, imagen que logró el momento espectacular que buscábamos en el acto: la develación del nuevo aspecto del museo.
Este proyecto se realizó con el apoyo de: Eliuth Herrera y Zebra.